BIENVENIDA


11/4/10

YO SÉ





















Yo sé de heridas de amor y de dolores dormidos,
de deseos reprimidos que yacen sobre una almohada,
de pasión alborotada y de cadenas malditas
y de palabras benditas que uno dice si es amada.


Yo sé de un puñal clavado sobre mi inocencia rota,
sobre la gota de sangre de un corazón mal herido,
yo sé de lo que me hablas y sé más del dolor
de la cuna del error y de heridas que no cierran,
de temores que me aterran, de soledad infinita
y de personas proclamando paz y traen guerras.



Yo sé de silencios mudos y de llantos que no acaban,
de jueces que te socavan hasta reventar la herida
y creyendo saber, sé muy poco, olvidé lo necesario
pues descubrí en mi diario...que olvidé vivir la vida.


Lucy Martínez Z.
Japón, Marzo 2003
©Copyright 2005- 2007LUMAR© Derechos Reservados


2 comentarios:

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, Lucy, mi nueva amiga:

No me es posible pasar sobre las letras de este bello poema, de difícil construcción, sin constatar la admiración que me despierta su lectura.
Muy bien medido, con la tonicidad en 7ª y versos de 16 sílabas en los que las rimas interiores le aportan la cadencia y musicalidad que requiere un buen poema, pero que, lamentablemente son pocos los poetas que lo tienen en cuenta.
Por lo que se lee, estoy en afirmar que su preocupación se centra más en conseguir la metáfora más original aún siendo extraña al texto.
Quizá llevo media hora larga, analizando y disfrutando su composición. Cuánto más la leo más me gusta. Me recuerda un poema qué, abusando de tu espacio te dejo a continuación:


¿Qué sabe usted
de cuántos soles
secaron la fuente de mi vida?
¿Alguien sabe
las lunas que quemé en mis sueños,
de mis aleteos en el aire
con solo cuatro plumas en las alas?

¿Cómo vestir de fiesta
con los crespones del dolor?

¿Sabe alguien…
de heridas que no sangran
porque la sangre es hielo,
de puertas que se cierran
y bocas que se abren?

¿Qué sabe usted,
del puñal en la espalda y dignidad vendida,
o de mis labios secos
por besos desabridos que encadenan?

¡No, no, no…!
Usted, no sabe nada.

Ni… nadie sabe.

Un gran abrazo, Lucy, ha sido un placer.
.........Carlos

LUMARZU dijo...

Carlos:
Gratificas mis pasos de aprendiz de poeta, gracias.
No acostumbro escribir con métrica, ni hacer poesía clásica aún cuando mis grandes maestros son lo que he leído de ellos en lo clásicamente maravilloso de sus obras, yo apenas soy un remedo de poesía libre,letras que salen de esa interioridad con la que me encuentro en el día a día, de otros en sus secuencias de vida, de lo que soy y me acepto aún cuando espinas tuvieron los caminos y así van naciendo cada una de las entregas que aquí expongo.
Gracias nuevamente por tu bello poema que sin duda tiene mucho de ti.

Un gran abrazo
Lucy