BIENVENIDA


23/8/09

¿UN PRÍNCIPE?


(Para Gladys)

Buscando su figura, allá donde habita la piel, atisbaste en la entretela de tus lienzos abstractos para verte pintando el arco iris y en cada color, seguiste sus huellas de evaporadas caricias, bajando hasta donde se retuercen los silencios desbaratando estatuas y en cada rostro creíste adivinarlo como tantas veces, tantas, bendecido en tus delirios de tocarlo en lo abstracto idealizado.

Te filtraste en la magia de interminables páginas para encontrarte en cada verso tropezando con su imagen, mutilando en tu cuerpo los sentidos para no desear lo que aún no había sido tuyo, desgarrando infinidad de labios para saber si en cada uno de ellos te sorprendían aquellos besos que soñabas al estilo de príncipe y bella durmiente, navegando mares de inconciencia volaste cielos creyendo ser razonada, abriendo desmesurados ojos intentando hallar el color de su mirada.
Descendiendo a los suburbios, caminaste desolación de tus desiertos, cargando ansias porfiadas de inquilina desafiante, limitando espacios te quedaste en el tuyo, bebiendo de tus propias aguas para calmar esa sed del encuentro deseado, tropezando sin saber ni entender el porqué habitabas lejos de esa arca única e irrepetible construida para ese par de mortales buscándose en cada puerto, con la desnudez en los ojos, alma errante sin faro seguiste y en ese caminar a su encuentro, sin darte cuenta descendías al lugar del nunca jamás, donde habían pasado los tiempos buscando al príncipe aquel, de los mejores cuentos, tus cuentos inexistentes.


Hoy, tus horas con los dedos los desgranas y caminas cansada con huellas de tanto haber buscado..., yo, abatida te contemplo llorando desde lejos y en esta interioridad que te mira, impotencias se contrastan, nada puedo hacer para cambiar realidades pero prometo que mi amor por ti seguirá en tu sangre porque tú, eres mi mejor parte querida hermana.

Lucy Martínez Z.