BIENVENIDA


24/8/09

RENOVACIÓN

Se vive peligrosamente, mordiendo en la mente cada espacio, crudamente, escupiendo las heridas, consumiendo a sorbos la vida.
No siempre se espera la palabra adecuada, ni la sonrisa involucrada, ni la magia del momento, ni siquiera cuando se ama.
Y hay días en que ni la sombra camina del lado adecuado, se desmoronan en el aire las palabras al roce inadmisible del desencanto al gritar ¡basta! y en este cigarrillo que parece temblar entre los dedos sintiendo consumirse, la sensatez pasa a ser estupidez, finalmente se desvisten los vientos, se enciende el olvido para ocultarse en los silencios. y digo…..
¡déjame tranquila! sobre la cima de mis valores, déjame mirar mis propias dudas encontrándose con las tuyas, deja mis vestidos analíticamente bordados para lucir en la noche nueva, elegida para una bella insinuación a mi manera de amar y déjame tranquila observarte desde el puente de mis incongruencias y en esas locuras arrojarte a la profunda, muy profunda noche y así desvestida despertaré a tus ausencias, besaré la sombra que ya no encuentro, un Padre Nuestro evocará tu nombre y en suspirado Amén, cerraré la historia…
Salto, giro los pasos hacia mis ventanas, aquellas siempre abiertas, veo el nuevo sol iluminándome, mis brazos se abren y gritan…¡día, nuevo día!, bienvenido a mi,…amor.



Lucy Martínez Z.
Perú, Mayo, 2005