BIENVENIDA


23/11/09

BESO ROBADO




Ese beso robado de ti,
tomó de tus labios
lo deseado,
tu beso sedimentado
aprisionó la ilusión
de saberte urgido.

Tomé de ti
lo que quisiste regalarme,
fui manzana tentativa
y aún prohibida,
cediste al mordiscón
sin condición
sin culpa y sin razón.

Mi beso en tus labios
no presintió su llegada,
tus labios con mi beso
fue candente cabalgata
que por tu cuerpo surcado
atolondró sus pasos
y así, llevamos penitencias
dispuestas a silenciarse.

Caminaré los besos
de tus labios sorprendidos,
sin medidas te ataré
a mi cintura,
humedeceré tus sentidos
con mi sangre prisionera,
quedaré dentro de ti
aún se niegue al destino.

Buscaré lo que no has ganado
palparé lo que se ha perdido
y a tus puertas traeré
la acerba espera
de nuestra historia,
mas, la ilusión seguirá
por siempre, en ese beso robado.

Lucy Martínez
Nov, 2009


6 comentarios:

María dijo...

Me ha gustado mucho el título de tu blog, por eso he venido a conocerlo, y descubro que tus versos son bellos, ha sido muy grato haberte descubierto.

Un beso.

AUGUSTO ZORRILLA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AUGUSTO ZORRILLA dijo...

En un beso se nos puede robar el alma si es el primero o el preludio de miles de ellos, pues cuando se pierde a su depositario o se aleja , la mezcla de sensaciones ante la ausencia nos lascera el alma, sean prohibidos o no, según como se den, se lamenta si es más grande el amor con que se dieron o dejaron robar.
a veces como dice Discepolo:"... es posible que esos ojos que me gritan su cariño los cerrara con mis besos, sin saber que eran como esos otros ojos los perversos los que hundieron mi vivir"


Un abrazo Lucy

Jose Joel Rios dijo...

Con todos mis respetos y los que te mereces: Quién es el ladrón aquí. ( broma ) Es un dilema de escrito, porque, tanto es culpable, el hechor, como el incitante.
Hay que pensarlo dos veces.

Un abrazo cordial querida Lu.

Armando Arnaldo Alvarado Balarezo (Nalo) dijo...

POETA LUCY:

Un brindis virtual desde la Ciudad Imperial por el día de tu santo.

Recién llegado al Cusco, al compás del repicar de la llovizna que cae sobre los techos ocres de la plaza mayor, digito esta nota para una gran poeta, que día a día siembra guijarros blancos en su blogspot, para que los que vamos tras la musa inspiradora, no nos perdamos en el limbo de la desesperanza.

Porque eres poeta, y de las buenas, una de las letras cimeras de la poesía peruana. Verdadera catadora de la palabra escrita, como chicha de jora hecha sentimiento que nutre el corazón en cada diástole.

La primera vez que te leí, supe de inmediato que no solamente eras una nota del pentagrama poético, sino una sinfonía completa. Versos cuya resonancia buscan añiles cometas en el infinito, con el eco que se prolonga en el horizonte insondable, porque el alma del verso es el sonido que va al Cosmos en vuelo de nirvana creación.

Lucy, poeta genial que intuye, cavila y siente la palabra como sonido y signo en la profundidad inexplorable del espíritu, como nauta del verbo florido que cabalga más allá de la esfera de los sentidos.

En unos minutos saldré a caminar con el estómago vacío alrededor de la plaza Huacaypata, donde duermen los silencios y las voces incas, junto a los tañidos bronces de los sueños truncos de Túpac Amaru, de su esposa Micaela Bastidas y de sus amados hijos.

Después iré a beber frutillada hasta embriagarme de alborada por tu onomástico, en el cálido rincón de una picantería del empinado barrio de Santa Ana, con un vaso modelo “caporal” entre las manos, que durará hasta el filo de la medianoche.

¡SALUD POETA!

Nalo

LUMARZU dijo...

Querido Nalo:
Hoy tus letras cargadas de cariño, gratifican plenamente este cumplir años que por designios divinos, debemos seguir. Imaginarte recordándome en este día tan mío y haciéndolo tan tuyo, me conmueve muchísimo y es dificil no involucrar mi sentir a plenitud y leyéndote, unas lagrimas acompañan mi lectura.
Gracias Nalo, guardo estas letras en el alma y en esa eternidad que prosperará allá, más allá de lo tangible para seguir recreándome como hoy.
Un gran e infinito abrazo
Lucy