BIENVENIDA


10/7/10

MI CONEXIÓN CONTIGO LAMBAYEQUE








He regresado de ti Lambayeque, cargada de tus historias y de este encuentro de humana persistencia de seguir en el camino que nos hemos trazado, seguir por y para la cultura de nuestros pueblos.

Tengo una extraña conexión entre el sentir gravitando en corazón y mente y escribo los pasos de mi voz fluyente, influyente y persistente que se me rezaga en el alma para salpicar tantas sensaciones que bien pudieran expresar claramente la miscelánea de mis impulsos que en vertiginoso compás parecieran detenerse de lo que viene en mi razón de esquematizados fragmentos vividos y en estos intentos de decir tanto, se aquieta la palabra desde el perfil sesgado de esta experiencia clara y bella de conocerte Lambayeque.

Quiero confesarte el temblor que mi alma sintió ante las mariposas de tu historia, entre el polvillo de sus alas misteriosas repartiéndose en mi ser que se embanderó de mayores y desmedidos orgullos patrios. Quiero que sepas ¡cómo te siento!, ¡cuanto te siento!, que no quedan dudas de seguirte en la osadía de admirarte en el libre albedrío de tus jardines sin dudas de regalarnos más, mucho más de esos secretos que se van despertando al mundo y así te sigo, revoloteando tus circuitos, empolvándome entre la hierva creciente de tus descubrimientos, de librarme de este callado acertijo de la postración ancestral que nos atribuló tanto tiempo.

Hoy estoy aquí Lambayeque, abrazando a ese hombre cultural de Sipan, admirando, despojándome como quien quiere alivianarse con esos vuelos que nos pertenece, estoy aquí, pensándote, pensando en el nuevo juego de re inventarte para no olvidar jamás tu nombre, para no desvirtuar en el silencio esa fascinación primigenia que el destino me alcanzó al conocerte y permíteme decirte que aún cuando el dolor del mundo nos alcance, no importará porque cuando algo hermoso murmura constante en la conciencia, supera la historia universal que en estos tiempos de ti he conocido. Así me he sentido al verte maravillada, mi amor Señor de Sipán se ha desmesurado en mi razonada prevalecía de haberte encontrado ahí bajo las turquesas que te adornaron siempre, junto a tus vínculos más sagrados que no dudaron en seguirte prisioneras de amor a tu valentía y tus designios de gran Señor, habitante de un pueblo que se engrandece como ahora mi ser lo hace.

Por eso estoy aquí, como queriendo volver al refugio ancestral que me enlaza a ti, amándote en este destino que ya me enlazó a ti mi Señor.
Nunca antes he jurado mi amor a la perpetuidad, hoy por ti Lambayeque en cuyos suelos guardas mi amor a Sipan, juro mi lealtad por hacer crecer nuestra historia, por compartir universalmente este amor que me perdura, por seguir en la admiración que me marcó al conocerte y junto a ti, todo ese torbellino que creció con tus pasos firmes en esta gravedad que como aspas de viento nos va robando el aliento, bailando sobre el césped crecido en este centro de tus historias tangibles y donde en éstos días la vida me ha situado para despojar mis enredos y dejar de buscarle un nombre al hombre que ya vive en mis acertados argumentos, Tú, Señor de Sipan te confinaste en mi inmenso arco iris para quererte y admirarte sin descuentos, porque la vida real continuará aquí palpitando muy fuerte entre mis sentidos y Tú., para tomarme de tus manos una vez más y perpetuarme en esta locura callada que aguardaré hasta volver a encontrarnos, hasta que Tú quieras en el destino, hasta esa próxima vez que ya ansío. Yo, espero.

Lucy Martínez Zuzunaga
Perú, 13 de Octubre, 2009.

6 comentarios:

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

No cesa en mi mente y corazón la fuerza de tu arraigo a la tierra en que nací y en donde me consolide como ser humano antes de partir. Tengo sentimientos encontrados pues tu súbito amor ha hecho chispa en mi lejanía cuya ausencia se podría sentir por las calles de mi barrio y de mi ciudad. Soy como un errante que emula los vientos cálidos de sus playas en paseos cosmopolitas de Lima, un intruso forzado por inequidades que aun existen.
Gracias para con mi tierra y por ese lírico y estético sentir plasmado en cada línea que mi alma ha devorado ávidamente.

LUMARZU dijo...

Te encontré coronando tu estirpe,
entre el polvo de recuerdos, te vi.,
tu mirada, luz en las esquinas besé
bebí de tu raza fuerte, dolida sentí.

Ahí, estabas por calles cálidas
de tu barrio niño, de antaño, sin dudas,
hoy crepitando tu humana humanidad
aún te veo, beber las ansias de tu integridad.



¡Gracias por abrazarme en Chiclayo! y permitirme este amor que sin duda germina avasallante porque la palabra Patria es más fuerte cuando has besado el polvo.

Lucy

Carlos Serra Ramos dijo...

Lucy, casi desde el otro lado del mundo, y has conseguido con tu amor por la patria tan apasionadamente reflejado en la narración, que mi interés se despierte por tu país. 750 € Barcelona Lima, acabo de verlo y el corazón se desboca. Siempre me atrajo Sudamérica y en particular los países del Pacífico, mis hijos van de vacaciones a Costa Rica la próxima semana, envidia me da estando tan cerca de Perú.

Te he leído el texto mirándolo con lupa, detenidamente y volviendo para atrás y adelante varias veces, colosal, querida, lo escribiste con el corazón en las manos y a golpe de latido el sentimiento sentimiento.

He leído raciones que erizan el vello y se apodera el deseo de conocer esa tierra para desvirtuar conceptos que puedan equivocarnos.

Mi enhorabuena querida Lucy, lo disfruté.

Mi beso vuela, ya sabes donde.
.......................Carlos

LUMARZU dijo...

Carlos, escribir con el sentimiento es algo que me permito cuando existe ese algo supremo que me atrapa.
En este caso me sentí doblegada ante la presencia de ese gran señor de Sipán y darme cuenta que nuestra historia sigue transitando caminos que nos hace sentir más que orgullosos de nuestra raza, mestizaje que recorre mi gran amor patrio, bien lo dices.
Perú es un país que regala riquezas en sus historias y es un páis que te seguirá esperando.
Me siento sumamente gratificada con este gran comentario y me siento feliz que tu mirada haya recorrido doblemente mis letras.
Un peruanísimo abrazo
Lucy

Carlos Serra Ramos dijo...

Otra vez, Lucy:

Primero corrijo que donde dice "raciones" obviamente quise decir oraciones, también leo la palabra "sentimiento" reptida. Es un inconveniente que no ss pueda correjir una vez editado, de todos modos sabemos que estos errores se nos dan a todos y ahí quedan.

Pero esta nota no es el motivo de volver a entrar en tu espacio, es por dejarte este enlace

http://www.andina.com.pe/Espanol/Noticia.aspx?id=7N6hg2Jf2Zc=

que posiblemente conozcas aunque, por muy reciente, puede que no.

Como seguidor tuyo me extraña que no me aparecieran en mi blog tus últimos posteos y de no ser que vine a releerte no tendría conocimiento de éste ni del anterior.

Sigo contigo, querida amiga.
.......................Carlos

LUMARZU dijo...

Caro amigo Carlos, el que regreses muchas veces, es el estado mejor y gratificante que puedo tener sabiéndome re-leída.
Ingresé a la página que me dejaste y sin duda muchas versiones más existen sobre El Señor de Sipan,lo que hace ser la constante del área cultural de la ciudad norteña de Lambayeque que no escatima tiempos, esfuerzos y capital para ahondar mucho más al respecto y seguir creando esas fuentes de información correcta para quiénes deseamos ahondar en conocimientos
Cuando sea el día de tu llegada a Perú, posiblemente tendrás un gran tema de interés al respecto.
Gracias Carlos por siempre estar en lo nuestro.
Muchos abrazos
Lu
Lucy